Chirivía

Chirivia

¿Qué es la chirivía?

De los ingredientes de nuestra sopa juliana el único que tal vez no conozcas es la chirivía. La chirivía (Pastinaca sativa), es una hortaliza de raíz originaria de Asia y Europa muy similar a la zanahoria, pero tiene un tono crema o marfil. Esta verdura pertenece a la familia botánica de las Umbelíferas, igual que el apio, el hinojo o la zanahoria y que plantas aromáticas y medicinales como el perejil, el eneldo o el cilantro.
Antes de la llegada de la patata, la chirivía era un alimento básico y se utilizaba tradicionalmente en potajes, guisos, sopas, purés, asados y, por supuesto, al vapor. Tiene un ligero sabor y aroma anisado que queda muy bien en los platos. Es una hortaliza de temporada del otoño e invierno.

Propiedades y beneficios de la chirivía

En cuanto a sus propiedades nutricionales, la chirivía es una hortaliza que incluso supera a las de la zanahoria. Nos aporta vitaminas del grupo B, C, E y K; minerales como el potasio, magnesio, sodio, fósforo, calcio, selenio y zinc. Además, es una excelente fuente de fibra dietética y contiene ácidos grasos omega 3 y omega 6, carbohidratos y proteína vegetal. La chirivía tiene un efecto diurético suave que puede ayudar a prevenir la retención de líquidos.
Es una hortaliza de fácil digestión, excelente para personas con estómago delicado y dolencias intestinales. La fibra dietética de la chirivía ayuda a regular el tránsito intestinal. Si quieres perder peso, además de aportar vitaminas, minerales, fibra y energía, es saciante y baja en calorías (unas 75 por cada 100 gramos).

Recetas con chirivía

Lo más común es pelarla y cocerla unos 15 minutos, con ella podrás preparar purés, cremas o añadirla a caldos y salsas. También puedes utilizarla directamente y pelarla después de la cocción.
El sabor intenso que aporta te ayudará a hacer deliciosos caldos y platos de cuchara combinándola con verduras, legumbres o carnes. Una crema de chirivía puede ser el acompañante perfecto de carnes asadas, sustituyendo al puré de patatas. También la puedes consumir en crudo, salteada o asada al horno como las zanahorias.

Productos relacionados: