Zanahoria

Zanahoria

¿Qué es la zanahoria?

Es la hortaliza más importante y consumida de la familia las Umbelíferas. Su origen se sitúa en Afganistán y los pueblos del Mediterráneo ya la consumían hace 2.000 años. Pero las variedades de aquellos años, poco se parecían a las actuales. Fue en el siglo XVII, en Holanda, cuando se obtuvo la zanahoria que hoy conocemos, más gruesa y de color anaranjado.

Propiedades y beneficios de la zanahoria

Por su alto contenido en vitaminas y minerales la zanahoria tiene un gran valor nutricional. Nos aporta más hidratos de carbono que la mayoría de las hortalizas. Al ser una raíz, absorbe los nutrientes y los asimila en forma de azúcares.
Es rica en carotenos (por ellos su color naranja), un pigmento natural que el organismo transforma en Vitamina A. Es fuente de vitaminas B y E y, en cuanto a minerales, destaca el aporte de potasio. Y todos conocemos que al consumo de zanahoria se le atribuye, desde la antigüedad, el beneficio que aporta para la vista. Y también se le reconoce su valor para favorecer el bronceado.

Zanahoria en la cocina

¿Cómo elegir las zanahorias?
Busquemos las de piel suave y de tamaño pequeño o mediano. Si tienen hojas fíjate que estén frescas y con color verde intenso. Rechaza las que estén blandas o con manchas, esto es que comienzan a deteriorarse.

¿Y cómo conservarlas?
Mantenlas en un lugar fresco y aireado y, antes de guardarlas, límpialas con un trapo húmedo. En el frigorífico pueden aguantar dos o tres semanas si las hemos comprado frescas.
Y a la hora de comer, imposible enumerar todo lo que puedes hacer con ellas: en guisos, hervida, cruda y rallada en ensalada, en zumo o hasta en mermelada.
Y, desde luego, siempre presente en una buena ensaladilla rusa.

Productos relacionados: